malvinas

 

Proyecto "MALVINAS 2004"

 
 
 
 
 
 
 
 

- Navegantes Malvinenses -

 

- El mar nos une -

 
 
 
 
 

En el Proyecto "MALVINAS 2004", uno de los objetivos del proyecto era establecer contacto con los navegantes isleños, lo cual  hemos podido realizar.

 
 

Crédito fotos Proyecto "MALVINAS 2004"

(para ampliar clikea sobre la imagen)

 
 

En Malvinas hay numerosos navegantes y todos de la vela. Uno a priori se imagina que en esas Latitudes, con la agresividad de los vientos, y la bravura del mar, la náutica tiene muy pocos adeptos. Pero no es así, la pasión por navegar todo lo puede.

He podido tomar contacto con algunos de ellos y charlar sobre sus historias. 

Jorge Mario Bertolino

 
 
 
 
 
 
 
 

Andrez Short:

 
 

Crédito fotos Proyecto "MALVINAS 2004"

(para ampliar clikea sobre la imagen)

 
 

Es navegante mas destacado y mas intrépido de las Islas Malvinas, nativo de las mismas,  47 años de edad, casado con Aristón, un hijo de 13 años llamado Tom.

Andrez habla perfecto castellano y me contaba que empezó a navegar a partir de los 39 años de edad, su primer barco fue un velero de 26 pies de eslora, construido en PRFV llamado “SEAFARER” con el cual hizo sus primeras armas en la navegación a vela.

En las Islas no existe ningún club náutico y cuando le pregunte quien te enseño a navegar, el respondió “mira aprendí saliendo a navegar, cometía errores, volvía averiguaba, leía y aprendía y corregía...” . Es decir aprendió por el método de prueba y error, es decir todo un autodidacta.

Luego cambio de barco, compro el “ALPHA CARINAE”. Este barco de acero originalmente era de 25 pies de eslora, construido en acero. Su construcción fue realizada en Australia, lugar donde se lo reformo posteriormente llevando su eslora a 30 pies y reformando en consecuencia su quillote y aparejo.

El “ALPHA CARINAE” fue llevado a Malvinas por sus dueños anteriores Carl FREEMAN y su esposa,  trayéndolo desde Nueva Zelanda vía Cabo de Hornos en apenas 55 días.

Andrez en 1999 sintió lo que alguna vez sentimos todos los que navegamos, “el llamado del mar”. Tal es así que el 12 de junio de 1999, en pleno invierno parte con su mujer hacia un largo viaje, haciendo su primer escala en el Puerto del Buceo, Montevideo. Luego también hizo escalas en Río de Janeiro, Bahía de San Salvador, Joao Pessoa, Fortaleza, Guayana Francesa (Isla del Diablo), Trinidad.

Cuando el matrimonio partió de Malvinas, ignoraban que Aristón estaba embarazada, es decir que desarrollo su embarazo en navegación y antes de llegar a Trinidad, el pequeño Tom se asomo al mundo. El parto lo atendió el propio Andrez navegando en alta mar.

El pobre Tom nació con problemitas, estuvo 17 minutos con el corazón sin funcionar. Apenas llegaron a Trinidad Aristón y Tom viajaron a Londres en avión para su adecuado tratamiento medico.

Andrez, embarco en Trinidad a bordo del “ALPHA CARINAE” a su suegro Meruyn DAVIS, quien era la primera vez que subía a un barco y juntos salieron a cruzar el Océano Atlántico. Hicieron escala en Antigua, Azores y entraron al canal de Bristol luego de 34 días de navegación.

En Bristol permaneció por un año, junto a su familia, mientras se completaba el tratamiento medico de Tom.

Para las Pascuas del 2001 ya el tratamiento medico de Tom había concluido, y fue cuando partieron los 3 a bordo del “ALPHA CARINAE”, recorriendo Escocia y Noruega.

En Septiembre de 2001, parten de Bristol con destino final Islas Malvinas.  Navegan por el Golfo de Vizcaya, la costa de España, Portugal, Madeira, Islas Canarias, Cabo Verde, Piedras San Pedro y San Pablo, costa de Brasil -recalando en  los puertos no tocados en el viaje de ida-, La Paloma, Punta del Este, Buceo y Puerto Argentino.

Es decir regresaron después de 3 años, con un hijo y con 23221 millas navegadas. Todo un record.

Cuando le pregunte a Andrez si tenia alguna habilitación para la navegación deportiva, me contesto que en las Islas no existen tales habilitaciones.

Además le pregunte como hacia para posesionarse en el mar, el me indico que llevaba 3 GPS (Global Positión Sistem).

Lo cual me llevo a preguntarle que pasaba si no funcionaba el sistema Global, y el frescamente me responde que lleva un Sextante. Le digo entonces sabes Navegación Astronómica, a lo que me responde no, simplemente se tomar las altura del sol a las 1155 y a las 1205 horas, luego por los Radioaficionados, conectan con la Guardia Costera, ellos hacen el calculo y le dan la posición. Practico el hombre no??

Cuando le pregunte que haces cuando hay mal tiempo, el me responde establezco el barco con el tormentín, cierro todo y a dormir. En realidad no hay otra cosa para hacer.

Andrez ha navegado con el “ALPHA CARINAE” hacia el continente, recalando en Puerto Deseado en Mayo de 2003, estuvo 2 días comprando monturas para caballos. Relataba que en el viaje de ida al continente un temporal lo hizo demorar 8 días en llegar y de regreso tan solo 3 días y medio.

En Noviembre de 2002 compra la Estancia Swan Inlet a unos 40 kilómetros de Puerto Argentino, 273 hectáreas, 26 caballos, 80 ovejas, 6 gallinas, 2 chanchos y el perro. Es decir se estableció tierra adentro. En su estancia armo un Club de Equitación en la cual el es su Instructor y sus alumnos son los efectivos de la base militar existente muy cercana a su estancia.

 
 

Crédito fotos Proyecto "MALVINAS 2004"

(para ampliar clikea sobre la imagen)

 
 

Pero Andrez comenta que en algún momento cuando sienta el llamado del mar, volverá a dejar seducirse por este. Probablemente Charteando un barco en ocasión de sus vacaciones. Cuando esto ocurra prometió recalar en el Club Náutico Sudeste en San Isidro.

Por ultimo quisiera agregar que Andrez es amigo de nuestro querido Hernán Biasotti y de Alfredo del “BOHEMIO” que se encuentra actualmente en Mar del Plata.

 
 
 
 
 
 
 
 

Jerome Poncet

 
 

Crédito foto Diario LA NACION

 
 

Es un navegante francés, el cual lleva ya muchos años en las islas y tiene 2 veleros muy grandes, el “DAMIAN II” y el “GOLDEN FLEECE”. No hemos tenido oportunidad de tomar contacto, ya que se encontraba realizando un charter con turistas a bordo de su barco, y con destino a hacia las Georgias.

 
 
 
 
 
 
 

Robert Wilkinson

 
 

(para ampliar clikea sobre la imagen)

 
 

Con el nos conocimos en el FIPASS, muelle flotante donde tomaba amarras el “MÍSTICO”. Yo me encontraba sacando fotos y filmando al barco; el estaba sentado al volante de su camioneta. Cuando se percibió que estaba filmando, retrocedió su vehículo sin que se lo solicite para facilitarme las tomas.

Yo lo observe y me pude dar cuenta que no esperaba a nadie, entonces me le acerqué y me puse a conversar.

Resulto que el también navegaba a vela en un hermoso catamarán llamado "JET BLUE" y ahí nomás nos pusimos a charlar temas náuticos. Evidentemente había venido a vernos y su timidez hizo que tenga que yo ser quien encare el dialogo. Luego me invito a ir a conocer el lugar donde lo guardaba, y nos llevo junto a Marcelo a recorrer Puerto Argentino. Robert es empleado de la FIGAS, que es la aerolínea de cabotaje de las Islas, con su característicos aviones de color rojo.

 
 
 
 
 
 
 
 

Richard Davis

 
 

Crédito fotos Proyecto "MALVINAS 2004"

(para ampliar clikea sobre la imagen)

 
 

Es un médico inglés que junto a su esposa vinieron navegando desde Londres a Malvinas, en un hermoso doble Proa de 38 pies, aparejado quetche y llamado “COWRIE”.

Llegaron a Puerto Argentino hace 5 años, se enamoraron de las Islas y desde entonces fijaron su residencia en las mismas.

 
 
 
 
 
 
 
 

Los Grumetes Argentinos en Malvinas

 
 

 
 

En el año 1974 la Armada Argentina, llevo a Puerto Argentino y dono dos veleros Clase Grumete del “El Mar nos Une”. Los mismos fueron transportados a bordo del buque “ARA BAHÍA BUEN SUCESO”.

El Profesor Carlos Saguier Founrouge, tuvo en ese entonces a su cargo, la Instrucción Náutica de los Jóvenes isleños. La misma la realizo con la colaboración de Jóvenes timoneles del Club Universitario Buenos Aires.

He tratado por todos los medios de ubicar a dichos Grumetes, pero la información que pude recabar nos indico que uno se hundió y que el otro estaba en el patio de una casa de Puerto Argentino, la cual a pesar de todos nuestros recorridos no he podido localizar.

Mucha gente en las Islas recuerda esa gesta deportiva.   

Existen también otros barcos y por ende otros navegantes, pero los 7 días de estadía en Puerto Argentino no fueron suficientes para poder tomar contacto con todos ellos.

A los navegantes que le comente la idea de organizar una regata desde Buenos Aires hasta Puerto Argentino, les pareció excelente.

Mi amigo malvinense James Peck estuvo a punto de embarcarse en el “MISTICO” para viajar con nosotros de regreso a San Isidro, pero por obligaciones familiares no pudo ser de la partida, por lo menos para esta ocasión.

En fin, no hay nada mas cierto que  “El Mar nos une”

 
 
 
 
 
 
 
 
 
     
 

 
     
 

Proyecto "MALVINAS 2004"

 

 

   

© Copyright  2016 - 2020  Todos los derechos reservados